NO DEJES QUE ACABEN CON ELLA

viernes, 22 de octubre de 2010

LIBERTAD DE PRENSA 6 RUSSELL WILLIAMS

LA HEMEROTECA DEL DESATINO

Un coronel canadiense confiesa asesinatos y violaciones que grabó en vídeo





La Fiscalía canadiense reveló ayer detalles de los asesinatos y violaciones que cometió el coronel Russell Williams, y que el militar grabó en vídeo, y dijo que en ambos casos las dos mujeres murieron asfixiadas.

Williams, de 47 años y uno de los militares con más futuro en las Fuerzas Armadas canadiense hasta su detención el pasado 7 de febrero, se declaró culpable, el martes, del asesinato y violación de la cabo Marie-France Comeau, de 38 años de edad, y de Jessica Lloyd, de 27 años de edad.


Williams, comandante de una de las bases aéreas más importantes del país y que fue el piloto de la reina de Inglaterra cuando la monarca visitó el país, también confesó otros dos asaltos sexuales y el robo en 82 domicilios particulares de ropa interior y prendas personales de mujeres.





Aunque los vídeos no fueron mostrados durante la vista, Burgess detalló su contenido en presencia del asesino confeso así como de los familiares de sus víctimas en un tribunal de la localidad de Belleville, a unos 180 kilómetros al este de Toronto.





En el caso del primer asesinato, el de la cabo Comeau, una de sus subordinadas en la base de Trenton de la que era comandante, cometido en noviembre de 2009, Williams irrumpió en su casa y tras golpearla, la violó repetidamente durante dos horas.

Comeau se resistió y logró escapar en una ocasión a otra habitación, pero el militar la volvió a atar y finalmente tapó su boca y nariz con cinta aislante hasta que murió. Antes Comeau le suplicó: «He sido realmente buena. Quiero vivir».







En su ordenador personal, donde Williams guardaba minuciosos detalles de cada uno de los delitos que cometió, la policía encontró la carta que mandó al padre de Comeau para expresar sus condolencias por su muerte.




Dos meses después, el 29 de enero del 2010, Williams siguió un ritual similar con Jessica Lloyd.

Tras irrumpir en su casa por la noche, Williams subyugó a la joven y la maniató con cinta aislante. La obligó a posar para él en su ropa interior y la violó repetidamente.

Posteriormente, Williams se la llevó a una de sus casas donde la joven sufrió convulsiones y pidió ser llevada a un hospital.




Según el fiscal, Lloyd le dijo: "Si muero, ¿se asegurará de que mi madre sepa que la quiero?". Poco después Williams la golpeó en la cabeza y la asfixió con una cuerda hasta que murió.

Este miércoles, la fiscalía mostró la confesión en vídeo que ofreció Williams tras su detención el 7 de febrero.




Williams será condenado esta semana a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en 25 años, la pena que corresponde automáticamente a los crímenes que ha cometido.

4 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Amigo Spok, siempre es complicado meterse en estos laberintos. No me suena ni a único ni a inverosímil el caso de este militar. Me acuerdo, por ejemplo, de los abusos y violaciones a prisioneros irakies por parte de aquella cabo americana que los filmó. Diría que hay algo de la prepotencia y el exhibicionismo, o la violencia asumida que imprime el ejercito. En algunas mentes desquiciadas estos factores pueden actuar de detonador, no sé. Este militar me parece un esquizofrénico, sádico, con tendencias al más patético tranformismo, las fotos de sí mismo en ropa interior femenina resultan especialmente lamentables.
Spok la música que suena acaba de redondear esta nueva entrada, Spsycho Killer, de T. Heads, me ofreces una vuelta más de la tuerca, un caso más en el escalofriante testimonio de atrocidades que desmenuzas, desengañémonos, forman parte de la sociedad, nos hablan de su cara oscura pero cierta, nos hablan del espejo distorsionado en que se refleja un ser humano que dejó de serlo. Besitooos y a Elena.

Thumb dijo...

Lo que más da que pensar de personajes como el colega de hoy, es que puede tratarse de alguien de tu propio entorno del que jamás sospecharías algo similar, joder tampoco nos deja en muy buen lugar al género masculino, ¿Os imagináis lo mismo pero echo por una mujer?...cuesta un poco creeérlo ¿verdad?.
Nadie está exento de la locura en un momento dado, pero coño si juntas la altanería militar por un lado, el afan de sometimiento y la humillación de alguien en contra de su voluntad, copón!! sále un Cóktail espeluznante como este tal Williams.
Esperemos que luzca con tanta coquetería esos modelitos de lencería durante muchísimos años frente al espejo de la celda donde esté metido.

Estremecedor documento...

Saludos Brother.

elena clásica dijo...

Querido Spok:

Poco se puede añadikr a lo dicho por nuestros amigos Natalì y Thumb.
Un nuevo caso del horror cotidiano, esa doble vida que tienen tantos asesinos en serie es realmente terrorífica, pues tantos ofrecen un aspecto afable, tranquilo, sereno...

¿Cómo se puede llevar una vida "normal",convivir con una mujer incluso y después ir a la caza de víctimas, violar durante horas, fotografiar el dolor, el miedo, estrangular, coleccionar las prendas íntimas de las víctimas como fetichismo? ¿Qué clase de aficiones secretas desgarran así la mente de una persona hasta convertirla en tal monstruo?


La música, como dice Natalì, impresionante.

Besazos.

carmensabes dijo...

Vaya tarao el tal coronel.

Y cuantos de estos cerquita nuestro tenemos caray.

Nos tendrían que hacer un análisis de ADN al nacer para saber nuestras tendencias asesinas y que figurara en el DNI.
¿O no? no sé. igual nos sorprenderíamos con nosotros mismos....

¿Para cuando un especial de mujeres asesinas?

Creo que envenenan que da gusto...

Un placer como siempre amigo.

..